22 julio 2015

Cachirulo en el Metro




Como ya les he contado una vez al mes tengo que usar el Metro para viajar hasta la lejana comarca de Polanco en donde administran mis centavitos. Podría hacer el recorrido en mi fiel corcel blanco pero prefiero darle la vuelta al tráfico usando el bonito transporte público. Generalmente en esas expediciones ocurren muchas cosas, cosas que por lo general terminan en entuertos y muinas para este que escribe; pero hay ocasiones, como la pasada, en las que descubro cosas que me ponen de muy buen humor.

Mientras caminaba por el andén escuchando en mis audífonos un bonito concierto de Billy Joel de pronto descubrí en una de las paredes la foto de uno de mis personajes favoritos, el gran Enrique Alonso “Cachirulo”. Es cierto que soy un adulto contemporáneo en avanzado estado de descomposición y que ya tengo mis añitos, pero tampoco tengo tantos como para haber vivido en carne propia aquellos tiempos del programa Teatro Fantástico que hizo famoso al gran Cachirulo. Quién no ha escuchado aquella frase de: “Adiós amigos, no olviden tomarse su chocolatote”, y es que si no la escucharon en la voz de Cachirulo seguramente se la escucharon a Manuel “El Loco” Valdés cuando hacía el personaje de Cachiruloco en Ensalada de Locos.


Cachirulo en la pared de una estación del Metro.


En fin, a mi no me tocó esa época, pero me contaron. Lo que sí me tocó fue el Enrique Alonso amante de la zarzuela y el teatro de revista. El maestro Alonso fue el protegido de la gran María Conesa por eso él le tenía un gran cariño y admiración (como yo). El tuvo la suerte de conocer y trabajar al lado de dos de las más grandes estrellas del género chico, María Conesa y Lupe Rivas Cacho. Enrique Alonso heredó muchas cosas invaluables de la Conesa, entre ellas su vestuario. Siempre tuvo la intención de hacer un museo para poder exhibir todo ese vestuario, los telones y demás objetos que poseía, pero las autoridades encargadas de la cultura en este país tristemente nunca mostraron interés. En la década de los ochentas Enrique Alonso montó tres espectáculos maravillosos que me permitieron imaginar cómo fueron aquellos años en los que la Conesa, la Rivas Cacho, la Montalvan, la Derba y la Iris eran las grandes estrellas del teatro. Las obras a las que me refiero fueron: “Dos tandas por un boleto”, “La alegría de las tandas” y “El futuro está pelón”.


Maria Conesa.

Lupe Rivas Cacho.


Cuando descrubrí su foto en una de las paredes de la estación del Metro llegaron a mí todos estos recuerdos que, como dicen, me hicieron el día. Bravo por la persona que haya tenido la genial idea de colocar la foto de Enrique Alonso “Cachirulo”, espero ver pronto alguna otra foto que de nuevo me haga viajar al mismo tiempo que en el Metro, en el tiempo.



Adiós amigos, y ya saben… ¡no olviden tomarse su chocolatote! 

3 comentarios:

Sal dijo...

Como olvidar los Domingos por la maniana cuando repetian al aire los famosos cuentos de Cachirulo en Canal 13 creo, mucho antes de ser TV Azteca. Fue por ahi de 1980, junto con Juan sin Miedo...infancia inolvidable!

Gacias por el recuerdo!

Sal dijo...

Correccion a mi ultimo comentario:

En 1979, en el Canal 7 o 13 de Imevision, se lanzo la nueva serie de cuentos de Cachirulo, titulada "Erase que se Era", la cual era igualmente transmitida los Domingos por la maniana y que seguia un formato muy similar al original de "El TEatro de Cachirulo".

jaime said dijo...

Sal, gracias por tu comentario me recordaste a "Juan Sin Miedo", yo también lo veía. Saludos amigo.