11 septiembre 2014

Extraño las Películas y los Cines de antes




Ya estoy harto de películas 3D, de las salas X4D, y del uso y abuso de la bonita explosión, la trompada y el balazo. No estoy dispuesto a ver una película más en donde la computadora sea la protagonista principal. Ya estuvo. Quiero, exijo, una buena película como las que se hacían antes, de esas en donde bastaba con un buen par de actores, una buena historia y una buena dirección… y ya.

Extraño aquellos años en que los cines olían a palomitas y no a nachos, pizza, burritos, hotdogs, sushi y Caramel Frappuccinos deslactosados dobles con chochitos. Hoy cada vez disfruto menos ir al cine con todo y lo limpias y equipadas que están las salas en estos días. Desde hace mucho tiempo ya no se escucha al típico pelado que entraba a la sala gritando “ya llegueee” o “arriba el Américaaa”. Ya no se escucha el grito de algún contertulio gritando “cacarooo” cada vez que la película se salía de foco o se le olvidaba cambiar el carrete. Extraño esas butacas tan simples, las de ahora reclinables con mesitas giratorias no me gustan nada.  Extraño, cosa que ni yo me lo creo, los intermedios, sí, tanto que fregué para que los desaparecieran, bueno pues ahora resulta que los extraño, yo y mis antojadisas tripas, y claro, mi mermada vejiga también.

Ya no me entusiasma ir al cine; exijo que esos imponentes complejos de cines destinen por lo menos una de sus salas para proyectar películas clásicas. Me encantaría ver, en pantalla 100% digital y con sonido dolby, todas esas películas clásicas de Hollywood. Sería espectacular de nuevo ver nadar a Esther Williams, o ver bailar a Fred Astaire con Ginger Rogers o Rita Hayworth, o ver besarse a Clark Gable con Vivien Leihg, o ver como hace picadillo Anthony Perkins a Janet Leight, o ver a Charlton Heston en una carrera de cuadrigas, o ver las zapatillas de rubi de Judy Garland… En fin, creo que no soy el único en este planeta que disfrutaría el volver a ver películas como estas, ahí queda mi sugerencia pues.




Vía de mientras no creo volver a pararme en un cine en un buen rato, por lo menos no hasta que regresen las películas de actores y no de efectos especiales. Ya dije.

¡Ah! y hago votos porque regresen los gaznates a las dulcerías de los cines.


Los tiempos pasados no fueron mejores... ¡pero sí más chidos!

2 comentarios:

Alexander Strauffon dijo...

Te acompaño en tu sentir.

Anónimo dijo...

Nostalgia gaznatera y de copas holanda..!