03 enero 2012

El Cancionero y sus anuncios


No están ustedes para saberlo pero yo si para contárselos… y se aguantan. Resulta que el hermano de mi bisabuela, que si no me equivoco venía siendo algo así como mi “tío bisabuelo”, era un gran artista de principios del siglo XX que le hacía a eso de la “actuada” y de la “escribida”. Arturo Ávila “Gandolín”, mi tío bisabuelo, escribió, ahí nomás, arriba de 200 Revistas, muchas de ellas estrenadas en el Teatro Principal de la Ciudad de México. Seguro que ya habrá otra mejor ocasión para compartir con ustedes algo de lo que escribió y que, a mi juicio, resulta muy interesante y divertido por el lenguaje que se manejaba en aquellos años.


Arturo Ávila "Gandolín", mi tío.


El tío Arturo también escribió muchas canciones para el Teatro de Revista de aquellos lejanos años. Pues bien, al revisar un cancionero, el cual forma parte de mi acervo personal y en el cual aparecen algunas de sus canciones, me encontré con algunos anuncios impresos de la época que me gustaría compartir con ustedes. La verdad es que muchos de ellos están muy cotorros por el texto que los acompaña, ¡ánimas que les gusten!


Este es el cancionero de donde salió el material para
este post.


Mi madre era fan de este producto, ahora lo cambió
por el famoso Vick Vaporub.

"El Centro Mercantil" era la opción para las novias con bajo presupuesto.

Antes se paseaba en tren y en auto, ahora sería en
Metro y Micro... ¡venga el Ojo de Águila!

He aquí el secreto del look Peña Nieto.

En estos días combatimos la anemia, la debilidad, la neurastenia y
la tisis con una buena guajolota de tamal y un champurrado. 

Seguro que este producto lo usaban Iron Man y Superman "el hombre
de acero"... 

Toda una tradición, y allí siguen en los portales del Zócalo
de la Ciudad de México.

Mi mamá se acuerda muy bien de esta famosa "Corsetería
Francesa", dice que allí se ajuareaba mi abuela.

Cuando desaparecieron los duendes con caspa,
también desapareció este maravilloso tónico.

Nivea "la crema que va donde quiera" era famosa por su
presentación en lata. No sé si exista aun esa presentación.

Si tuviera que usar sombrero seguro sería el modelito Panamá y
con gusto pagaría por el los ¡15 pesotes!

Sería una estupidez ir a las posadas, Navidad y Ano Nuevo con corsé, nada
como algo flojito para poder comer con singular alegría.

"El Puerto de Veracruz" junto con "Astor" era de los "cajones"
preferidos de mi abuela en el centro. Aun existe el edificio.

No sé como olería este perfume, pero el nombre ¡apesta!

¡Con un "quinto" se podía comprar algo en la barata de Pierrot!

Este reloj tenia nombre como de limpiador de muebles, con razón
ya no existen.

¡Todo por 250 pesos! Así si me caso, y me divorcio, y me caso de nuevo,
y me divorcio, y me caso de nuevo, y me divorcio, y me caso de nuevo, y me....

Antes habían chingomil anuncios para engordar a la gente, ahora
son chingomil para bajarle la lonja a prójimo... los tiempos cambian.

¡Qué envida!... lo que hubiera dado por estar
en esa corrida, con esos toreros y en El Toreo.

Y que llega "Fantasías Miguelito" y que le pone en su maraca
a los productos Dénnison... ¡ni pex!

10,000 pesos en 1921... ¡una lanota!

Antes del Senokot y el Metamucil, ¡nada mejor para los "tapados"
que las pastillas Miraton!

Seguramente cuando apareció Angel Face de Ponds el
polvito "La Rosa de Guadalupe" chupó faros. 

No entiendo mi madres de el texto de este anuncio,
por favor ¡qué alguien me explique!

Yo sigo usando el modelo bostoniano con suela volada, ¡creo
que me urge un fashion emergency!

Pues yo le voy mas a este moderno invento del hombre blanco que al
Dr. del Villar o a Valentina de Albornoz. 

Este modelito Canotier lo usaron Fred Astaire y Maurice Chevalier.

A mí no me tocó este talco, pero si Ossart. ¿Recuerdan aquel comercial donde
salía Hector Lechuga anunciando talco Ossart vestido de angelito?

"Peritos en muebles", seguramente sus carpinteros eran de la PGR.

Mi abuela a todos les decía que necesitaban un buen
reconstituyente, seguro que este lo hubiera recomendado. 



Espero les hayan gustado, y espero, eso si, con mucha fe, que alguno de ustedes en alguna ocasión haya utilizado alguno de estos bonitos productos o servicios que aquí se publicitaban. Seguro que algunos de ellos les trajeron bonitos recuerdos.


Los tiempos pasados no fueron mejores… ¡pero sí más chidos! 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Que padres recuerdos!!! y muchas gracias por compartirlos mi querido (1+1) Saludos!!!
July Vitte M.

Anónimo dijo...

Ahora si te fuiste muy atras, pero la verdad es que estan muy divertidos los anuncios. Oye, no dejes de hablar de tu tio, se ve muy interesante! Saludos
Arturo.

Anónimo dijo...

Tienes razon, antes habia muchos anuncios y productos para acabar con tanto flaco escualido, hoy es lo contrario, todos los anuncios y productos son para adelgasar a la gente. Todo cambia! Felicidades por tu blog, esta excelente.

Isabel M. dijo...

Hijole Ojitos ahora si te fuiste muy atras en el tiempo, no me acuerdo de nadita de esto jaja. Pero esta muy padres los anuncios, eran muy sencillos. Me gusto el de los ojos irritados! jajaja