18 noviembre 2010

El Ángel

Y que nos agarran las prisas y por eso no se terminó a tiempo ningún monumento para el Bicentenario de la Independencia. El flamante “menumento” llamado La Estela que se iba a inaugurar en paseo de la Reforma, pues con la pena, nomás no estuvo listo para los festejos del Bicentenario. Lo mismo pasó con la remodelación del Palacio de la Bellas Artes y con el Parque Bicentenario (antigua refinería 18 de Marzo).

La informalidad y la impuntualidad es parte de la esencia de los mexicanos. Eso dicen, yo no lo creo. Solo es cuestión de aplicarnos y, entonces si, seguro que terminamos las cosas en tiempo y forma. El problema ahora, es que nos hemos vuelto tan apáticos y valemadristas, que lo mismo nos da quedar bien o mal con los demás. Antes no era así, si no me creen, déjenme les cuento.

Había una vez un bigotón de nombre José de la Cruz Porfirio Díaz Mori, mismo que algún día fue acusado de ser un temible dictador. Sin embargo, a este ilustre e íntimo amigo de Don Susanito Peñafiel y Somellera, le debemos una gran cantidad de infraestructura y mejoras en nuestro país.

Don Porfirio Díaz, para muchos un dictador, para otros, simbolo de
progreso, para mí... las dos cosas.

Don Porfirio con su hija.

Una de las obras que realizó el buen Don Porfirio y que hasta la feche seguimos admirando, es el Monumento a la Independencia, también conocido como Columna de la independencia o simplemente “El Ángel”. Este monumento fue planeado para conmemorar el Centenario de la Independencia de México.

Este monumento que alberga en lo alto de la columna a una “Victoria Alada” (no precisamente un ángel), fue planeado con el tiempo necesario para poder ser inaugurado por el mismo Porfirio Díaz durante los festejos del Centenario. Así, la primera piedra se colocó el 2 de enero de 1902, o sea, ¡ocho años antes del Centenario! De esta manera, se tuvo el tiempo necesario para poder sortear cualquier inconveniente que se presentara durante su construcción. Por eso, en mayo de 1906, luego de descubrir que la cimentación del monumento estaba mal planificada, se decidió demoler lo ya construido sin que esto pusiera en peligro la entrega a tiempo de dicho monumento.

El Presidente Porfirio Díaz llegando a la ceremonia para poner la
primera piedra del Monumento a la Independencia.

Don Porfirio pone la primera piedra.

Periódico de la época que habla de los avances de la obra.

La obra se reinició el 13 de junio de 1907, dejando en esta ocasión, el cuidado del aspecto artístico de la obra al Arq. Antonio Rivas Mercado. Para la nueva cimentación se uso un método muy novedoso en ese tiempo que consistía en pilotes de concreto, que a diferencia de los de madera que se usaban en ese entonces, se podían enterrar a mayor profundidad logrando una mejor cimentación.

Inauguración del Monumento a la Independencia.

Invitados contemplan el Ángel el día de la inauguración.

Desfile por Paseo de la Reforma. Al fondo, la Columna de la
Independencia.

Panorámica de la Columna de la Independencia.

Columna de la Independencia y sobre el Paseo de la
Reforma en los años 40's.

La obra estuvo a tiempo como lo quería, o mejor dicho, como lo ordenó el General Díaz. De esta manera, el 16 de septiembre de 1910, el presidente Porfirio Díaz llevaba a cabo la inauguración de uno de los monumentos iconos de la Ciudad de México. Como dato curioso, déjenme les cuento que el chistecito costo la friolera de 2 millones 150 mil pesotes, dinero por cierto… ¡muy bien invertido!

Estela de la Independencia, el proyecto que no estuvo a tiempo para
el festejo del Bicentenario.

Será una estela de luz... bueno, si es que la terminan.

Más del proyecto inconcluso de Reforma.

Quizás a nuestro flamante presidente Calderón le faltó lo que le sobraba a Don Porfirio (léase un par de súper tompiates) para haber presionado a las compañías encargadas de realizar los proyectos para el Bicentenario. Seguramente si lo hubiera hecho, todos esos proyectos hubieran estado en tiempo y forma como en el caso de aquellos de Centenario de la Independencia. En fin, esos eran otros tiempos, los tiempos de mi general, los tiempos de Don Porfirio, los tiempos del México de mis recuerdos… del México que se nos fue.


Los tiempos pasados no fueron mejores… ¡pero si más chidos!

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Mejor hubieran usado el presupuesto para poner guapos los monumentos ya existentes.
La torre-arco bicentenario luminoso skywalker, es una tomada de pelo.
Claro en render (imagen 3d) es facilisimo representarla, solo le metes al modelo un material autoiluminado y listo.
Pero en la vida real me parece obsoleto que le quieran meter cablecitos y luces (hay moteles con mejor iluminacion).
Igual hubiera sido padre algo tipo holograma o realidad aumentada, digo para estar a la vanguardia y que esto no parezca torre de legos, mmm pensandolo bien una torre de legos hubiera sido genial.

Atte. Miss P.C (version diseñadora enojada)

Isabel M. dijo...

Durante esos años se hicieron tantaas cosas. Unas ahi siguen y las seguimos admirando, como el Angel. Otras, los gobiernos que le siguieron se encargaron de destruilas, como los ferrocarriles. En fin Said, creo que en este caso si los tiempos pasados fueron mejores, al menos en ese aspecto.
Las fotos estan padres como siempre, felicidades.

Anónimo dijo...

Tiene usted mucha razon. A veces yo tambien creo que hace falta una mano dura en estos tiempos para poner orden.

Muy bueno su post, felicidades.

Arturo Madaleno

Anónimo dijo...

Cuando se termine la famosa Estela o Arco seguramente sera espectacular, pero no tendra el mismo valor artistico que tiene el monumento del Angel. Por cierto, dicen que la persona que poso para la victoria alada fue la misma hija del Arq. Rivas Mercado, me refiero a Antonieta Rivas Mercado.. ¿sera cierto eso?

Adriana1321 dijo...

Creo que es de los monumenos que realmente son bonitos en nuestra ciudad y esta en un lugar privilegiado. Me encanta y que chido que lo hizo Porfirio Diaz porque si lo hubiera dejado a nuestros gobernantes todavia lo estariamos esperando jaja.

Saludos.

Benjamin Huerta dijo...

Es increible como fue creciendo la ciudad. Esta muy padre la foto donde se ve el Angel a lo lejos sin nada a su alrededor. Buen post, felicidades.

Maria Infante dijo...

Que buenas fotos Said y que bien informado estas. Me encanta tu blog!

Anónimo dijo...

Es cierto, muchos hablan pestes de Porfirio Diaz pero cuando fue presidente se hicieron muchas cosas de las cuales aun disfrutamos.
Saludos

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.