06 septiembre 2010

NFL



Los que me conocen de mi otro blog, sabrán de mi alérgica aversión hacia el fútbol soccer. En toda mi larga vida, solo he ido a cuatro partidos de este deporte. El primero fue quizás cuando tenía 6 o 7 años. Lo único que recuerdo de aquella vez, fue que mi padre me llevó al Estadio Azteca a ver un partido alguna noche. El tampoco era aficionado al fútbol, pero su trabajo (en la industria chelera) seguramente lo obligó a ir en aquella ocasión. No recuerdo quien jugaba, lo único que recuerdo era que el apodo del portero de uno de esos equipos me llamó de sobremanera la atención, era el “Pajarito” y creo que se apellidaba Cortes. Y me llamó la atención, porque el portero del otro equipo tenía por apodo “El Gato”, de apellido Marín. No recuerdo si el “Gato” terminó por devorar al “Pajarito”, francamente a esa edad (y a la que actualmente tengo), me importaba muy poco el fútbol.

El siguiente partido de soccer al que fui, fue un campeonato por ahí de los 80’s en Monterrey. De nuevo el trabajo de mi padre me llevó al estadio de los Tigres a ver una final contra el Cruz Azul. Recuerdo que jugaban Barbadillo, Tomas Boy y Pilar Reyes entre otros, y el Director Técnico era Carlos Miloc. Aquella ocasión fue más divertida, porque vi la final cómodamente instalado desde el palco de mi padre lejos de la distinguida “perrada”. Además, solo por llevarle la contra a los miles de regios ahí reunidos en el estadio, le fui al Cruz Azul quien afortunadamente ganó. Por su puesto que me burlé de los regios, así que contribuí con mi granito de arena al bonito odio que nos tienen en el norte a los chilangos gandayas. Afortunadamente ahora tengo muy buenos amigos regios que aguantan vara cuando bromeo con ellos. El siguiente partido al que fui, igual, solo porque me llevaron, fue cuando estudiaba en la universidad. Era la final, Pumas contra América. El marcador no lo recuerdo, mi avanzado estado de ebriedad durante ese evento me impide recordarlo. Y la última vez que fui a un partido de soccer, fue hace 15 años. Recuerdo que jugaban los Pumas contra el Atlante en el hoy llamado Estadio Azul. De nuevo fui a apoyar a los Pumas. Recuerdo que en ese tiempo, Hugo Sánchez jugaba con el Atlante, así que saqué al pelado que llevaba dentro y me uní a la perrada universitaria que a coro le mentaba la madre al “macho”. Ahí terminó definitivamente mi “no afición” por el soccer.

Pero bueno, como les decía, si ya me conocen, sabrán que lo mío lo mío… es el Fútbol Americano. Y el recuerdo más antiguo que tengo de mi actual pasión por el Fútbol Americano, quizás se remonta a cuando yo tenía como 10 años. Más o menos por aquel tiempo la televisión mexicana comenzaba a transmitir partidos de Fútbol Americano Profesional. Obvio, como cualquier “prepuberto” altamente influenciable por el poderoso marketing, inmediatamente me hice fan de los Dallas Cowboys.

Los encargados de transmitir los partidos en Televisa por aquellos años, seguramente ustedes los recuerdan, eran el gran Fernando Von Rossum, Jorge Berry y Victor Cerrato (luego se unió Roberto Keoseyán). Recuerdo frases celebres que ellos acuñaron, tales como: “esto no se acaba hasta que cante la gorda” o el “adiós Nicanor…” para las escapadas y los grandes regresos. Por su parte Canal 13 (luego IMEVISION, ahora TvAzteca), transmitía partidos con Joaquín Castillo, Alejandro Lara y Roberto “Pepe” Espinosa (q.e.p.d.). En aquellos tiempos se transmitían muchos partidos a diferencia de ahora. Los sábados eran para partidos Colegiales, y los domingos y el lunes por la noche, estaba reservado para el Profesional. Los días primero de enero, todos hacíamos un esfuerzo sobrehumano luego de la desvelada de la fiesta de fin de año, para ver el desfile de las rosas y luego todos los partidos colegiales hasta terminar con el Orange Bowl y su famoso espectáculo de medio tiempo. Desgraciadamente ahora nos tienen a dieta y solo pasan algunos partidos por televisión abierta.


Fernando Von Rossum, comentarista de Televisa en
 las primeras transmisionesde la NFL en México.


Joaquín Castillo y Pepe Espinoza, comentaristas de Canal 13
en las primeras transmisiones de la NFL en México.

Por aquellos años en que yo era un “vaquerito” de corazón, me tocó ver jugar a: Robert Newhouse, Tony Dorsett, Drew Pearson, Billy Joe DuPree, Charlie Waters, Danny White, Harvey Martin, Preston Pearson, Randy White, Rafael Septien, por su puesto todos ellos comandados por el gran Roger Staubach (QB). El head coach de los Cowboys era el siempre elegantísimo Tom Landry.


Roger Staubach en los Dallas Cowboys.

Fueron legendarios los encuentros de los Vaqueros con los Acereros de Pittsburgh, equipo donde jugaba Terry Bradshaw (QB), con Franco Harris, Lynn Swann, John Stallworth, y Joe Green entre otros. Fue por aquellos tiempos en que se hizo famosa la “Cortina de Acero” de los Steelers con los dos Jack’s: Jack Ham y por su puesto, el “Conde” Jack Lambert (ambos linebackers). Por cierto, ¿recuerdan este comercial de Coca Cola con Joe Green?





Eran tiempos de grandes jugadores en la NFL, en Miami estaba el “Profesor” Bob Griese con Larry Csonka y Freddie Solomon. Archie Manning jugaba para los Santos con su número 8, ahora es más famoso por ser el padre de Payton Manning y Archie Manning. Con los Vikingos estaba Fran Tarkenton (luego con los Gigantes), quien llegó varias veces al Superbowl pero nunca lo pudo ganar. En los Bills estaba uno de los mejores corredores de todos los tiempos, me refiero por su puesto a O. J. Simpson, quien luego pasó momentos muy difíciles al ser acusado de “darle cuello” a su señora esposa. También recuerdo grandes jugadores como: Bob Avellini con los Osos, Joe Ferguson con los Bills, Steve Grogan con los Patriotas, Vince Ferragamo en los Carneros, Bert Jones en los Potros (en ese tiempo de Baltimore), Ken Anderson en los Bengalíes, Craig Morton en los Broncos, John Riggins con los Redskins, y muchos otros más.

Sin embargo, uno de los jugadores que más admiré sin ser fan de su equipo, fue al gran “Sweetness” Walter Payton. Fue un súper corredor, pero sobre todo, un gran hombre, siempre amable y preocupado por el prójimo, de ahí su apodo “Sweetness” (dulzura). El jugador y coach Mike Ditka, alguna vez dijo que Payton era el más grande jugador que jamás haya visto, y todavía aun mejor ser humano. Payton fue electo para el Salón de la Fama en el año 1993. Yo todavía tuve la oportunidad de conocerlo personalmente durante una carrera de autos antes de que muriera victima de un tipo de esclerosis. El era propietario de una escudería junto con Dale Coyne. Y como algunos de ustedes saben, otra de mis pasiones es el automovilismo, así que aproveché el día que coincidimos en una carrera para que me firmara un balón el cual ahora atesoro como si fuera la joya más preciada.


Walter Payton "Sweetness"
(q.e.p.d.)

Por aquellos años comenzó mi amor por este deporte, pero pronto me mudé de los Vaqueros a los Petroleros de Houston atraído por la personalidad de su coach, el texano Bum Phillips. Era todo un personaje, siempre con su sombrero texano lleno de plumas y sus característicos espejuelos. El equipo que dirigía era muy bueno, tenía a Dan Pastorini al frente de la ofensiva el cual lanzaba tremendos pases a uno de sus receptores preferidos, Billy Jonson, “Zapatos Blancos Jonson”. Era todo un espectáculo ver anotar a Billy Jonson solo para disfrutar su manera tan “particular” de festejar la anotación (simpático movimiento de piernas que terminaba con un autopase por la espalda). Jonson también era genial regresando patadas. Sin embargo, todo el trabajo lo hacia un súper corredor de poder de nombre Earl Campbell (el número 34). No había manera de detenerlo, tenía un par de piernas impresionantes que hacían que arrastrara lo que se le pusiera enfrente.

Bum Phillips, entrenador de los Petroleros
de Houston.

Luego de apoyar a los Houston Oilers con su (Luv ya blue), como buen “prepuberto” voluble seguí mudándome de equipo, siempre deslumbrado por otros jugadores. Así que de los Houston Oilers me fui a los Cargadores de San Diego. ¡Y cómo no!... si ahí estaba el “Montañes” Dan Fouts con su número 14. Dan Foust, hombre barbado y con mucha personalidad, brindaba en cada juego un espectáculo aéreo junto con Charlie Joiner (WR) y Kellen Winslow (TE). Pero no paré ahí, seguí buscando identificarme con otro equipo y así llegué a los Raiders. Ahí me recibió la “Víbora de Cascabel”, nada menos que Ken Stabler. Este quarterback antecedió la llegada de Jim Plunkett. Tenía grandes jugadores en su equipo, bien recuerdo a: Fred Biletnikoff (WR), Willie Brown (CB), Dave Casper (TE), Lester Hayes (DB), Ted Hendricks (LB), y John Matuszak (DE/DT), uno de mis preferidos, entre muchos otros más.

Bueno, finalmente y hasta la fecha, me hice fan de los Minnesota Vikings, y aquí sigo sentadito, paciente, esperando que llegue el año en que seamos finalmente campeones. Siempre tan cerca y tan lejos, pero la esperanza es lo último que muere.

Son muchos, muchos años viendo este deporte y no me canso. Cada vez que se acerca la temporada comienza a vibrar mi corazón de forma ovoide. Ahora en las transmisiones veo a muchos de los jugadores y entrenadores de aquellos años trabajando como comentaristas y claro, siento mucha nostalgia para variar. Terry Bradshaw, John Madden, Don Shula, Lynn Swann, O. J. Simpson, Bob Griese, Fran Tarkenton, y mucho otros, se han hecho viejos y yo con ellos, pero mi pasión al igual que la de ellos, sigue más viva y fuerte que nunca. Por eso gentiles amigos, solo me queda decir ahora que estamos tan próximos al inicio de la temporada de la NFL… ARE YOU READY FOR SOME FUTBOL?


Los tiempos pasados no fueron mejores... ¡pero si más chidos!

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos recuerdos, yo comence como vaquero y hasta la fecha. Apenas si me toco ver a Roger Staubach pero aun lo recuerdo. Y ese anuncio de coca claro que lo recuerdo, esta fregon, ojala estuviera en español.
Bueno un saludo.

Anónimo dijo...

Esto es lo que llamo cuentos de hadas, bueno por lo menos eso han sido para mi, tomando en cuenta que mi padre en lugar de contarme la cenicienta me contaba la historia de Vince Lombardi.

Gracias por refrescar mi memoria.

Atte. Miss P.C.

Anónimo dijo...

Creo que me equivoque y puse mi comentario en tu post anterior jaja. Bueno te decia que Von Rossum aun lo puedes escuchar narrar los partidos en ESPN.
Saludos.

Anónimo dijo...

Yo tambien recuerdo haber visto jugar a los Vaquero en contra de los Acereros en aquellos historicos Super Bowls. Fueron los mejores años de esos dos equipos.

yukio dijo...

cuando yo era escuincle y jugaba disque tochito , siempre era el QB y me llamaba Tarkenton , me hiciste recordar tantos nombres de jugadores de americano que barbaro.¡¡¡¡
quien no colecciono aquellas cards de todos estos famosos.
por cierto te platico que en 1979 justo en la universiada , acudi con mis padres y mis hermanos a la final de volibol Mexico vs Japon mi madre ondeaba su banderin rojiblanco y mi padre el nacional mi hermano menor apoyo a mi madre, mi hermano mayor a mi padre , yo en cambio decidi cambiarme de lugar dos gradas arriba pues no quise meterme en dilemas .

jaime said dijo...

Cuando yo jugaba tochito a mi me decian Jimmy Joe DuPree, en lugar de Billy Joe DuPree, como el receptor de los Cowboys. Yo era un experto en patadas de despeje, siempre las "volaba" y habia que molestar a las vecinas para que nos regresaran los balones. Tambien teniamos en la cuadra un feroz defensivo que jugaba para los dos equipos, era el "Motas", un trinche perro que le encantaba morder y poncharnos los balones.

Anónimo dijo...

Bueno quiero decirte que aunque soy mujer, soy aficionada al futbol soccer (y mucho) gracias a mis dos hermanos, y el partido que fuiste a ver fue America contra Cruz Azul; el "Pajarito" Prudencio Cortez era el portero del America y el "Gato" Miguel Marin era el portero del Cruz Azul (se retiro del futbol y fallecio al poco tiempo de un paro cardiaco. Espero que aunque no te guste el futbol soccer te sirva mi comentario para tus recuerdos. Melissa

jaime said dijo...

Gracias Melissa, la verdad es que yo tendria como 5 años cuando fui, por eso no apenas recuerdo. Saludos y de nuevo, gracias por el dato!